www.survivaldigital.com

cambio climático

En junio de 1783 una tremenda erupción en el sistema volcánico islandés de Grímsvötn, abrió una fisura en la corteza terrestre denominada Laki, de 25 kilómetros de longitud con 130 cráteres diseminados a lo largo de su superficie.

A lo largo de la historia el ser humano pocas veces ha renunciado a un avance científico por cuestiones éticas, pero ahora, el extraordinario desarrollo técnico que experimentamos puede poner en riesgo la propia continuidad de nuestra existencia en la Tierra.

Hoy cierra la última mina de carbón, acorralada por la caída del precio de las materias primas y la pérdida de apoyo social y político a las centrales térmicas de carbón, responsables de la mayor fuente de emisiones de CO2 de origen humano.

En el inhóspito territorio siberiano del pueblo nénets, un fenómeno desconocido asombra a la comunidad científica. En verano de 2014 aparecía el primero de los siete grandes cráteres de los que se tiene constancia en la actualidad.

El gran cráter de Darvaza, conocido por la población local como Puerta del Infierno, se encuentra en el corazón del gran desierto de Karakum, que ocupa el 80% del país.

En un intento de desarrollar el prácticamente nulo sector turístico, el gobierno ha encontrado una potencial atracción en este espectacular cráter.

  • 1

Una vieja tradición historiográfica imagina al Papa Silvestre II diciendo la misa de la noche de Navidad del año mil ante multitudes aterrorizadas por la proximidad inminente del fin de los tiempos, que se produciría inexorablemente con el milenario del nacimiento de Cristo.

Las observaciones de la Agencia Nacional de Océanos y Atmósfera de EEUU (NOAA), han sembrado de inquietud a numerosos científicos estudiosos del clima. En contra de la tendencia generalizada al aumento de las temperaturas globales, el estudio muestra una burbuja de aire muy frío sobre el Atlántico Norte.

La barrera del Támesis fue concebida tras las inundaciones de 1953, que afectaron a la costa este de Inglaterra y el estuario del propio río y que se cobraron la vida de 307 personas.