www.survivaldigital.com

Accidente en la mina de carbón de Senghenydd, Reino Unido

Una madre con su hijo en brazos espera noticias de la mina
Una madre con su hijo en brazos espera noticias de la mina

El mayor desastre minero de Reino Unido tuvo lugar el 14 de octubre de 1913 en la mina de carbón de Senghenydd, Gales del Sur, causando la muerte de 439 mineros de los 950 que trabajaban en los dos pozos de la explotación. Milagrosamente 18 hombres encontraron refugio en una bolsa de aire.

El accidente fue causado por una acumulación de gas grisú, cuyo principal componente es el metano, siendo el detonante una chispa, posiblemente de un timbre eléctrico.

La onda de choque de la primera explosión puso en suspensión el polvo de carbón depositado en el suelo y en las paredes de las galerías de la mina. Al incendiarse, se desencadenó una sucesión de deflagraciones que fueron progresaron por los túneles subterráneos realimentándose con el polvo de carbón que encontraban a su paso.

El monóxido de carbono, CO

Los mineros que no murieron por los efectos de las explosiones o de las llamas lo hicieron por la inhalación de monóxido de carbono, generado por la combustión incompleta de los compuestos de carbón.

El monóxido de carbono se combina con la hemoglobina de los glóbulos rojos de la sangre, bloqueando enormemente su capacidad para el transporte de oxigeno. El colapso respiratorio se manifiestas de inmediato. A las convulsiones iniciales le siguen la parálisis de los músculos. Una vez que penetra en los pulmones se produce el desvanecimiento y la parada cardiaca.

Prácticamente todas las familias de la pequeña localidad de Senghenydd perdieron alguno de sus miembros en el desastre. Entre los fallecidos se encontraban un gran número de jóvenes, algunos de apenas 14 años de edad. En una de las viviendas, una mujer contemplaba ocho ataúdes con los cadáveres de su marido, tres hermanos y cuatro hijos. Los equipos de rescate encontraron juntos los cuerpos de un padre y su hijo, con la figura paterna intentando inútilmente protegerle de una muerte segura.

Si los propietarios de la mina hubiesen cumplido las normas de prevención que el parlamento británico había aprobado recientemente este hecho no se habría producido.

Al gerente de la mina se le impuso una sanción de solo 24 libras, por la falta de preparación de la mina para este tipo de sucesos y por su inacción una vez producido el fatal suceso. Ni siquiera había agua dispuesta para combatir incendios.

La multa para los dueños de la mina fue incluso más ridícula. Por no disponer de ventilación reversible en las galerías fueron multados con 10 libras.


Accidente en la mina de carbón de Senghenydd, Reino Unido
Ampliar
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (28)    No(1)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Survival Digital

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.