www.survivaldigital.com
¿Qué es una tormenta solar?

¿Qué es una tormenta solar?

Una mancha solar es una región de la superficie del Sol donde hay gases atrapados por campos magnéticos. Alrededor de estas zonas se producen una serie de erupciones que someten a energías extraordinarias el plasma (una mezcla de gases formada en su mayor parte por hidrógeno y helio), sufriendo un proceso de calentamiento extremo, que conduce a la eyección de su masa coronal (CME, por sus siglas en inglés), desde la parte más externa de la atmósfera solar.

Si se desplaza en la dirección adecuada, el viento solar, que viaja a velocidades cercanas a la luz, puede golpear la Tierra en el plazo de uno a tres días, en sus tres estadios diferenciados: radiación, energía y partículas.
Las partículas cargadas eléctricamente interfieren el campo geomagnético y son responsables de los fenómenos conocidos por auroras (boreales en el hemisferio norte y australes en el hemisferio sur). En ocasiones, algunas partículas consiguen penetrar en las capas altas de la atmósfera terrestre, produciendo sobrecargas en las redes de suministro eléctrico, anomalías electrónicas en los sistemas de radiocomunicaciones y dispositivos GPS, en los aviones en vuelo sobre latitudes cercanas a los polos y en los satélites que orbitan en el espacio.
Los periodos de actividad magnética solar duran once años, experimentando las manchas solares variaciones en su intensidad durante ese periodo. Las tormentas solares se producen cuando el ciclo solar alcanza su máxima actividad, pudiendo registrarse hasta cuatro tormentas diarias.
Una súper tormenta solar es una de las amenazas más reales a las que se enfrenta la humanidad. La creciente dependencia de la tecnología nos vuelve vulnerables ante este tipo de eventos, aunque las posibles consecuencias catastróficas no tienen que ser de carácter planetario. Se limitarían a las zonas directamente afectadas por el impacto, con mayor probabilidad cuanto más nos acerquemos a los polos y con menor posibilidad en las zonas cercanas al ecuador, por su mayor nivel de protección magnética.
En marzo de 1989, la tormenta solar más intensa de las últimas décadas provocó un apagón en la zona de Quebec (Canadá), por la avería de varios transformadores que dejaron sin suministro eléctrico durante doce horas a más de seis millones de personas, ocasionando daños valorados en cientos de millones de euros. Además, decenas de satélites se quedaron sin control durante horas.

El evento Carrington
Es el término que hace referencia a la que se considera como la mayor tormenta solar de la que se tiene constancia en la historia. Lleva el nombre del astrónomo inglés Richard Carrington, observador de las erupciones solares previas al episodio y descubridor de la relación existente entre la actividad solar y las alteraciones geomagnéticas de la Tierra.
El día 1 de septiembre de 1859, una inmensa llamarada alcanzaba la Tierra, provocando intensas cortinas luminosas y luces cobrizas al atardecer en latitudes distantes miles de kilómetros de lo normal.
Cinco días después, las auroras todavía eran visibles en el hemisferio norte, en zonas de Italia, España, Cuba o el sur de EE.UU. y en hemisferio sur en la propia capital chilena.
Debido al escaso desarrollo en esta época de los sistemas de comunicación, los daños fueron relativamente escasos. Las redes de telégrafos de Inglaterra y Estados Unidos quedaron inutilizables, originándose cortocircuitos que fundiendo el cableado y provocaron chispas en los propios equipos que generaron numerosos incendios.

Anotaciones de Carrington
Anotaciones de Carrington
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (21)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Survival Digital

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.