www.survivaldigital.com
¿Qué es un huracán?
Ampliar

¿Qué es un huracán?

Un ciclón tropical es un fenómeno atmosférico que funciona como un gigantesco motor de calor, generando energía a una escala sorprendente. Solamente si alcanza su mayor fase de desarrollo puede considerarse un huracán.

Formación de los huracanes

Este proceso comienza en las regiones tropicales, cuando la superficie del mar alcanza temperaturas superiores a 26 grados centígrados. En combinación con la humedad del mar y la presencia de viento cálido, la rápida condensación del aire lanza tremendas cantidades de calor a la atmósfera alimentando la formación de nubes de gran desarrollo vertical alrededor de un centro de baja presión atmosférica.

En su etapa de crecimiento el viento continúa aumentando sin que se produzcan variaciones bruscas con la altura, las nubes se van organizando en forma de espiral y empieza a tomar forma el núcleo central, el posterior ojo del huracán, donde la presión atmosférica es bajísima.

Para finalizar el proceso, la rotación de la tierra imprime el movimiento de espiral ascendente característico del desplazamiento de estos enormes sistemas (conocido por efecto Coriolis). En el hemisferio norte la rotación se realiza en sentido contrario a las manecillas del reloj y en el hemisferio sur en el sentido correcto.

En un proceso que puede durar varios días o incluso semanas, un ciclón tropical pasa por cuatro fases de crecimiento en las que se fortalece de forma progresiva antes de la pérdida de intensidad (disipación).

  1. Perturbación tropical

Sistema atmosférico de poca relevancia asociada a la existencia de un centro de baja presión. Puede prolongar su actividad desde unas pocas horas hasta varios días.

  1. Depresión tropical

Cuando una perturbación tropical desarrolla una circulación parcialmente cerrada alrededor de un centro de baja presión, sin llegar a formarse el ojo. El viento medio máximo a nivel de la superficie del mar es de 62 km/h o inferior.

  1. Tormenta tropical

En esta fase el ciclón tropical comienza a desarrollar la estructura que culminará con la formación del huracán.

El viento promedio máximo a nivel de la superficie del mar es de 63 a 117 km/h.

Con efectos potencialmente destructivos por la fuerza del viento y las lluvias torrenciales que pueden generar graves inundaciones, corrimientos de tierra y estragos costeros.

En este momento, la Organización Meteorológica Mundial, (WMO por sus siglas en inglés) asigna un nombre a este fenómeno. La lista se elabora anualmente con nombres alternos masculinos y femeninos en inglés, francés y español. Los nombres asociados con las tormentas más devastadoras son retirados y no vuelven a utilizarse.

  1. Huracán

Es el fenómeno atmosférico más violento de la naturaleza, esencialmente por la conjunción de los fuertes vientos y las lluvias torrenciales y, de forma accesoria, por el embate de olas superiores sobre la línea de costa.

Es uno de los procesos naturales del planeta para transportar el exceso de energía del área tropical a las regiones más frías.

Las proporciones de los huracanes son colosales, pudiendo variar considerablemente su medida entre los de menor y mayor tamaño. Podemos encontrarnos con sistemas de más 10 km de alto y hasta de 700 km de diámetro, avanzando a unas velocidades comprendida entre los 15 y 25 km/h.

El viento máximo promedio a nivel del mar es de 118 km/h o superior. En ocasiones se han registrado vientos máximos sostenidos superiores a los 350 km/h.

Estructura:

  • Ojo

Es el área central, de forma circular con un diámetro normalmente comprendido entre 10 y 45 kilómetros, ocasionalmente incluso superior, con unas condiciones de aparente calma y ausencia relativa de viento y lluvia. Las formas más irregulares del ojo o su fragmentación pueden indicar un debilitamiento de la tormenta.

Las cálidas temperaturas de su interior arrastran rápidamente la humedad de la superficie marina hacia la parte superior originándose un aire seco que impide la condensación y formación de nubes, por lo que la visión en su interior es nítida, siempre que no lo impidan formaciones nubosas a gran altura.

  • Pared del ojo

Es la estructura que rodea el ojo, un anillo circular de nubes espesas cargadas de lluvia donde se registran los vientos de superficie más intensos.

  • Bandas de lluvia externa

Son frentes de precipitación y tormenta que giran ciclónicamente en torno a su eje. A rachas de viento y lluvia intensas suelen sucederse de forma variable otras bandas de tiempo relativamente calmadas.

  1. Disipación

La fase final se precipita cuando entra en contacto con aguas más frías o permanece en la misma zona oceánica por tiempo prolongado. Otras veces se debilita al internarse en tierra, donde pierde la retroalimentación que le proporciona las aguas cálidas o al malograrse su estructura al entrar en contacto con una barrera montañosa.

En ocasiones, después de tomar tierra y perder parte de su actividad puede recobrarla si alcanza nuevamente la superficie marina y se dan las circunstancias propicias para su realimentación.

Clasificación:

Desde los primeros años de la década de 1970 los huracanes se clasifican de acuerdo con la escala Saffir-Simpson en honor a sus creadores, Herbert Saffir y Bob Simpson director del Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos.

La gama original fue desarrollada por Saffir. Medía en una escala del 1 al 5 la velocidad del viento por los efectos potencialmente destructivos sobre las construcciones. Simpson la completaría añadiendo el producto de las inundaciones y el oleaje en las zonas costeras.

Categoría I

Vientos sostenidos: de 119 a 153 km/h.

Construcciones: leve incidencia.

Vegetación: peligro por caída de árboles.

Casas móviles, caravanas y remolques: daños mínimos.

Riesgo por caída de objetos mal asegurados: letreros comerciales, toldos, macetas, etc. Daños parciales en tendidos eléctricos.

Marejadas: de 1,32 a 1,65 metros por encima del nivel normal del mar.

Línea de costa: daños menores en muelles y atraques y por inundación en zonas bajas.

Categoría II

Vientos sostenidos: de 154 a 177 km/h.

Construcciones: incidencia moderada con destrucción parcial de puertas y ventanas y riesgo por caída de tejados, aleros y cornisas

Vegetación: daños considerables con riesgo elevado por caída de árboles.

Casas móviles, caravanas y remolques: graves daños.

Daños importantes en estructuras móviles, provisionales o mal aseguradas y en tendidos eléctricos.

Marejadas de 1,32 a 1,65 metros por encima del nivel normal del mar.

Línea de costa: daños severos, con marinas y embarcaderos inundados. Las embarcaciones de pequeño calado rompen amarras y quedan a la deriva. Carreteras y caminos anegados cerca de la costa.

Evacuación de los residentes de los terrenos bajos inundables en las zonas costeras, con antelación a la llegada del centro del huracán, ante la amenaza de quedar las carreteras anegadas, los caminos y las vías de escape.

Categoría III

Vientos sostenidos: entre 178 y 209 km/h.

Construcciones: daños estructurales en edificaciones mal afianzadas, puertas y ventanas. Incidencia por caída de tejados, aleros y cornisas.

Vegetación: daños graves con la caída de árboles de porte importante.

Casas móviles, caravanas y remolques: seriamente dañadas por la acción del viento.

Daños muy graves en estructuras movibles, provisionales o mal aseguradas.

Marejadas de 2,97 a 3,96 metros por encima del nivel normal del mar.

Línea de costa: inundaciones en extensas áreas costeras, incluidas zonas elevadas sobre el nivel del mar, con amplía destrucción de las estructuras por el embate de las olas y los restos flotantes. Evacuación de los residentes a lo largo de la costa.

Categoría IV

Vientos sostenidos: entre 210 y 250 km/h.

Construcciones: daños estructurales graves en edificaciones mal afianzadas, puertas y ventanas. Incidencia alta por caída de tejados, aleros y cornisas.

Vegetación: árboles y arbustos son arrasados por el viento.

Casas móviles, caravanas y remolques destruidos.

Arrancadas y totalmente destruidas las estructuras movibles, provisionales o mal aseguradas.

Marejadas: de 4,29 a 5,94 metros por encima del nivel normal del mar.

Línea de costa: inundaciones en terrenos elevados sobre el nivel del mar hasta varios kilómetros tierra adentro. Evacuaciones generalizadas en estas zonas. Estructuras costeras muy dañadas por el embate de las olas.

Categoría V

Vientos sostenidos: más 250 km/h

Construcciones: daños de gran consideración en las edificaciones, incluidas las naves industriales con colapso ocasional de los inmuebles más deficientes. Caída de tejados, aleros y cornisas. Rotura de los cristales de puertas y ventanas no protegidos de forma previa con el consiguiente peligro.

Vegetación: árboles y arbustos completamente arrancados de raíz y arrastrados por el viento.

Casas móviles, caravanas y remolques totalmente destruidos.

Totalmente destruidas las estructuras movibles, provisionales o mal aseguradas y arrastradas por el viento.

Marejadas de 4,29 a 5,94 metros por encima del nivel normal.

Línea de costa: inundaciones en terrenos elevados sobre el nivel del mar hasta varios kilómetros tierra adentro. Evacuaciones masivas en estas zonas. Rutas de escape de la franja litoral anegadas de 3 a 5 horas antes de la llegada del centro del huracán. Estructuras costeras severamente dañadas por el embate de las olas.


Huracanes, tifones y ciclones

Los huracanes, tifones y ciclones son el mismo fenómeno meteorológico, recibiendo su nombre en función del lugar donde se producen. Los huracanes se desarrollan en el océano Atlántico occidental y el océano Pacífico oriental, mientras que los tifones se generan en el océano Pacífico occidental y los ciclones en el océano Índico y en el Pacífico sur.

¿Qué es un huracán?
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (24)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Survival Digital

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.