www.survivaldigital.com
La señal 6EQUJ5 en el segundo canal del registro en el papel continuo de la impresora
Ampliar
La señal 6EQUJ5 en el segundo canal del registro en el papel continuo de la impresora

El desconocido origen de la señal WOW

El 15 de agosto de 1977, el radiotelescopio Big Ear de la Universidad Estatal de Ohio, EEUU, captó una extraña señal de radio de origen desconocido. Provenía de la constelación de Sagitario y alcanzaba una intensidad hasta 30 veces superior al ruido de fondo normal. Se trataba de la anomalía más intensa detectada jamás por un radiotelescopio.

El desconocido origen de la señal WOW
Ampliar
03/AGO/2015
Días después el profesor Jerry R. Ehman observó la secuencia mientras revisaba los registros del ordenador. La sorpresa ante tamaño descubrimiento quedó para la posteridad, al realizar la anotación WOW! en el margen del papel continuo de la impresora.
La serie 6EQUJ5 describe la fuerza de la señal en los exactamente 37 segundos que tardaba el radiotelescopio en realizar un barrido completo de la zona del espacio seleccionada.
La intensidad de la señal era mayor en el centro del arco, lo que podía esperarse si fuera emitida desde un objeto celeste. Sin embargo, la antena estaba programada para realizar una segunda exploración de la misma zona a los tres minutos de la primera, y en esta ocasión, el nuevo barrido no devolvió ninguna señal.
La escala alfanumérica utilizada por entonces representaba de 1 a 9 el nivel de la señal recibida por encima del ruido residual. Las letras, de menor (A) a mayor (Z), eran una prolongación de la escala. La señal 6EQUJ5 crece desde cero -representado por un espacio en blanco- al nivel más alto (U), para luego descender nuevamente hasta cero.
La noticia causó verdadera conmoción entre los científicos del Instituto SETI -siglas en inglés de Search for Extraterrestrial Intelligence- (Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre), que llevaban años especulando sobre la mejor forma de detectar posibles mensajes alienígenas. Qué canal sería el más apropiado y qué tipo de código posibilitaría la comprensión del mensaje entre inteligencias ubicadas en contextos diferentes.
La incertidumbre parecía quedar resuelta con la recepción de esta señal, que entraba plenamente en la lógica científica. Por un lado, la utilización de ondas de radio, una tecnología que no requiere de conocimientos técnicos avanzados y capaces de viajar a largas distancias por el espacio con un consumo escaso de energía.
En segundo lugar, el lenguaje elegido era el químico. La señal coincidía a la perfección con la frecuencia electromagnética emitida por el elemento más común del universo, el hidrógeno; un hecho que no podía ser una mera coincidencia.
En las semanas siguientes el telescopio Big Ear trató sin éxito de reposicionar la señal. Nuevos intentos se han llevado a cabo desde entonces con equipos cada vez más sofisticados, pero el resultado sigue siendo negativo.
Ya sea por alguna forma de contaminación en las trasmisiones generadas en la Tierra o de señales de origen terrestre reflejadas por algún tipo de residuo espacial, lo cierto es que, a pesar del tiempo trascurrido, los científicos siguen estudiando el fenómeno para tratar de descifrar el misterioso origen de la señal WOW.
Como dijo el propio Jerry R. Ehmane en una entrevista en el año 2009, “treinta y dos años después, todavía estoy esperando una explicación que tenga sentido”.

El telescopio Big Ear fue demolido en 1998 para ampliar un campo de golf cercano y edificar una urbanización con 400 viviendas.
El telescopio Big Ear fue demolido en 1998 para ampliar un campo de golf cercano y edificar una urbanización con 400 viviendas.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (26)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Survival Digital

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.