www.survivaldigital.com

La última tragedia obliga a cambiar la ruta de ascenso al Everest

La última tragedia obliga a cambiar la ruta de ascenso al Everest

El 15 de octubre de 2015 se cumplirá el primer aniversario de la mayor desgracia ocurrida en el Himalaya del Nepal. El desencadenante de esta tragedia fue una tormenta de nieve asociada al ciclón ‘Hudhud’, que días antes, a su paso por India, dejaba una veintena de fallecidos.

La última tragedia obliga a cambiar la ruta de ascenso al Everest
Ampliar

18/FEB/2015

Una nueva ruta de asceso al Everest

Ante el comienzo de la nueva temporada de actividades relacionadas con la montaña, las autoridades de Nepal han decidido modificar un tramo de la ascensión al monte Everest, con la pretensión de buscar una mayor seguridad en las expediciones y atendiendo especialmente a las demandas de los sherpas. Se abandona la vía que se venía realizando por el lado izquierdo del glaciar de Khumbu, conocida por “Cascada de Hielo”, entre el campo base y el campamento 1. A pesar de ser menos exigente, se mostraba más expuesta a las avalanchas.

En su lugar, a partir de marzo de 2015, se recupera la ruta central a través del glaciar. Aunque más larga y técnicamente más difícil, presenta menor riesgo de avalanchas. Este recorrido resultaba más habitual hasta hace unos 20 años. Para tratar de agilizar el tránsito de los montañeros por la nueva vía, los tramos más técnicos estarán dotados de una serie de fijaciones a base de cuerdas y escalas.

Como recordarán los aficionados a la montaña, en uno de los trekking de la cordillera del Himalaya más frecuentados por los senderistas extranjeros, 43 turistas y sherpas fallecieron, mientras que otros 518 tuvieron que ser rescatados en el macizo del Annapurna. Los numerosos heridos fueron trasladados al hospital de Katmandú. Algunos tuvieron que enfrentarse a amputaciones de parte o de la totalidad de sus extremidades por las severas congelaciones que presentan.

Aunque las autoridades estaban alertadas de la llegada del frente, no se informó con la debida celeridad a los puestos policiales ni a las expediciones, por las carencias de medios de comunicación y la dificultad que representaba transmitir las alertas meteorológicas en las zonas montañosas aisladas.

Los excursionistas se vieron sorprendidos por la llegada de una tempestad de una virulencia atípica para esa época del año. En el paso de Thorong La, a 5.416 metros de altitud, varios grupos fueron alcanzados por alúdes. Otros fallecieron por hipotermia, después de soportar terribles ventiscas o al intentar descender desorientados por la montaña.

Uno de los aspectos más llamativos, es que muchos senderistas, aparte de contar con escasa preparación física y carecer de experiencia previa en la alta montaña, emprendieron el circuito mal equipados, con medios escasos y de poca calidad técnica. Cabe recordar, que es obligatorio registrarse en las oficinas dispuestas para tal fin, con antelación a emprender el circuito y realizar la contratación de guías acreditados y de los porteadores necesarios para transportar el material. Hay que tener en cuenta que personas locales se ofrecen de guías, de forma ilegal, manifestando una total falta de preparación. A veces son reconocibles por la ínfima calidad de su equipamiento. A pesar de ello, son contratados por los turistas por el simple hecho de ser más económicos.

Esta falta de conocimientos también se puso de manifiesto en algunos grupos de rescate, incapaces de enfrentarse a situación de este tipo. En el mayor operativo de salvamento llevado a cabo hasta entonces en Nepal, los equipos de recuperación tardaron tres días en llegar al paso de Thorong La, de donde lograron rescatar a 60 personas atrapadas por el temporal. Finalmente y cuando las condiciones atmosféricas lo permitieron, la utilización de helicópteros sería el mejor medio para poner a salvo a los excursionistas y rescatar los cuerpos de las víctimas.

El gobierno nepalés se mostró preocupado por esta situación y por la repercusión que sucesos como este pudiera tener en la llegada de turistas. No olvidemos que la actividad relacionada con la montaña es la principal fuente de entrada de divisas a un país, que según el ranking de desarrollo Human Development Index, ocupa el puesto número 157 sobre 187.

En este sentido, el ejecutivo ha afirmado su intención de implantar una mayor regulación y la realización de más controles sobre los extranjeros que deseen realizar circuitos de montaña y sobre las empresas o personas que proporcionan estos servicios. Al mismo tiempo, estudiará la mejor coordinación y comunicación con las autoridades de los distritos, aumentando y mejorando los equipos y medios disponibles.

Recordemos que no ha sido esta la única tragedia acontecida en 2014. En abril, 16 sherpas locales murieron por una avalancha en el monte Everest. Sin embargo, el fatídico récord de fallecidos hasta la fecha en accidente de montaña en el país del Himalaya sobrevino en 1995, cuando 26 personas, 12 montañeros japoneses y 14 sherpas nepalís perdieron la vida también en la ascensión a la cima del mundo.


La última tragedia obliga a cambiar la ruta de ascenso al Everest
Ampliar
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (80)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Survival Digital

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.