www.survivaldigital.com

Los agujeros del fin del mundo de Siberia

El parapeto de la corona de estos cráteres sugiere que se han formado por explosiones subterráneas
El parapeto de la corona de estos cráteres sugiere que se han formado por explosiones subterráneas

En el inhóspito territorio siberiano del pueblo nénets, un fenómeno desconocido asombra a la comunidad científica. En verano de 2014 aparecía el primero de los siete grandes cráteres de los que se tiene constancia en la actualidad.

28/MAR/2015

Aunque en un principio se pensó que podían ser originados por la caída de meteoritos, pronto se abrió paso la hipótesis de liberaciones o explosiones de gases acumulados en depósitos subterráneos, favorecidas por el derretimiento del permafrost en un invierno especialmente cálido en esta parte del planeta.

Yamal, que en la lengua de los indígenas locales significa fin del mundo, es el nombre de una remota península que se ubica en el extremo norte de Siberia. En esta tierra azotada por el viento, de inviernos incompatibles con la vida, con temperaturas que pueden llegar a -50ºC y meses de verano donde el sol de medianoche convierte a la noche en día, habita desde hace más de 1000 años la tribu de los nénets.

Este pueblo de pastores seminómadas, vive apegado a las costumbres, a la tierra de sus antepasados y a los rebaños de renos, a los que siguen en trineos en sus rutas migratorias. De estos cérvidos consiguen todo lo que necesitan para vivir: su carne para alimentarse, la leche, tres veces más proteínica, cinco más grasa y el doble en contenido mineral que la leche de vaca, y las pieles con las que confeccionar la ropa, las mantas o las tiendas de campaña o choom.

Pero su ancestral modo de vida está en riesgo. Esta zona guarda gigantescos yacimientos de gas y petróleo. La construcción de infraestructuras relacionadas con la explotación y transporte de los hidrocarburos están modificando los hábitos migratorios de los renos, y la contaminación amenaza la calidad de los pastos y el agua de ríos y lagos, donde el pueblo nénets pesca la comida que complementa su dieta.

Las temperaturas cálidas que se registran con mayor frecuencia propician que el permafrost de la tundra permanezca descongelado durante más meses a lo largo del año, con la consiguiente liberación a la atmósfera de cientos de millones de toneladas de gases de efecto invernadero.

En este contexto puede situarse el descubrimiento de los llamados agujeros del fin del mundo. Desde que apareció el primero de ellos en verano de 2014, con unas dimensiones espectaculares, 30 metros de diámetro por 70 metros de profundidad, este singular fenómeno despierta la curiosidad de los expertos.

La combinación de condiciones climáticas inusualmente altas registradas en el invierno siberiano y un suelo inestable debido a fallas geológicas, con el posterior escape de gases de depósitos ubicados a poca profundidad propician la aparición de estos embudos.

Según recoge el diario The Siberian Thime, en noviembre de 2014 una expedición científica dirigida por Vasily Bogoyavlensky, subdirector del Instituto de Investigación del Petróleo y Gas de Moscú estudiaba el primero de los agujeros descubiertos, aprovechando que la congelación de las paredes y del lago interior hacía improbable una emanación de gas.

El profesor Bogoyavlensky ha hecho un llamamiento urgente para la investigación de este nuevo fenómeno. Hasta el momento se tiene conocimiento de siete grandes cráteres, rodeados de otros de menor entidad, pero no se descarta un número mayor o que sigan apareciendo en el futuro. Incluso existe la posibilidad de que muchos de los pequeños lagos de la zona, sean en realidad resultado de este prodigio.

En una nueva expedición está prevista la instalación de estaciones sísmicas que puedan registrar las ondas originadas al tiempo de la aparición de nuevos cráteres.


Fotografía: Yamalo-Nenets Autonomous Okrug administration. Renos
Fotografía: Yamalo-Nenets Autonomous Okrug administration. Renos
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (142)    No(4)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.