www.survivaldigital.com

El CAOC de la OTAN en Torrejón: el mayor búnker de España

El CAOC de la OTAN en Torrejón: el mayor búnker de España
Ampliar
El CAOC de la OTAN en Torrejón: el mayor búnker de España

Desde esta instalación bunquerizada se controla el espacio aéreo del flanco sur de la OTAN. Está preparada para albergar a más de 600 personas en sus 10.000 metros cuadrados de superficie divididos en cuatro niveles subterráneos.

30/MAY/2017 Actualizado

En la Cumbre de Lisboa de 2010 quedaba definido el nuevo concepto estratégico de la OTAN. En lo que respecta a la estructura de mando aéreo, una de sus primeras consecuencias fue el establecimiento de dos únicos Centro de Operaciones Aéreas Combinadas (CAOC por sus siglas en inglés), para el control del espacio aéreo de los países de la Organización.

El CAOC Uedem, en Alemania sería responsable del flanco norte de la OTAN y el CAOC Torrejón, en España del flanco sur. Ambos dependerían directamente del Cuartel General Aéreo, con sede en Ramstein, Alemania.

El CAOC-Tj controla el espacio aéreo del flanco sur de los países de la OTAN: Portugal, España, la mitad sur de Francia, Italia, Eslovenia, Croacia, Albania, Grecia, Hungría, Rumanía, Bulgaria y Turquía.

El 17 de octubre de 2014 alcanzaba su capacidad operativa final. Depende directamente del Mando Aéreo de la OTAN, con sede en Ramstein, Alemania.


El nuevo CAOC-Tj sustituye e integra en un mismo centro las capacidades hasta ahora diseminadas en instalaciones de Turquía, Grecia, Italia, Francia, España y Portugal. Su misión es planificar y dirigir la vigilancia y el control del espacio aéreo de toda la Región Sur de la Alianza: desde las Islas Azores hasta Turquía y desde Hungría hasta las Islas Canarias.

Este cometido se realiza gracias a la integración en un mismo sistema de los datos que proporcionan decenas de radares situados a lo largo y ancho de la geografía de los doce países que quedan bajo su ámbito de actuación. De tal forma que, ante una traza aérea sin identificar, el controlador puede ordenar el despegue de un caza de reacción rápida para interceptar la posible amenaza, desde las bases aéreas dispuestas por todo el territorio europeo.

El nuevo CAOC-Tj cuenta con una plantilla de 185 militares de 16 países diferentes, a los que se suman el personal técnico y de apoyo necesario para su funcionamiento.

Aprovechando las ventajas que supone una infraestructura de este tipo, el Centro de Mando y Control Aéreo (ARS) del Ejército del Aire español también se ha trasladado a esta instalación. El coste de la edificación ha superado los 60 millones de euros, financiados por la OTAN y el gobierno de España en una proporción de 75% a 25% respectivamente.

Las características del búnker

El búnker se erige sobre una elevación del terrero en un margen de la base aérea de Torrejón de Ardoz, en las inmediaciones de Madrid. En la fase inicial del proyecto se vació el solar y se edificó la estructura, en forma de cubo de 50 metros de lado, para ser posteriormente enterrada a una profundidad sin especificar.

Los muros y el techo están construidos de hormigón armado reforzado. Las paredes tienen 3 metros de espesor, mientras que la cubierta, al ser la parte más expuesta a un ataque aéreo, cuenta con una protección mucho mayor: dispone de un grosor de 9 metros y está especialmente diseñada para resistir el impacto de bombas similares a las antibúnker del tipo CBU-28.

Toda la estructura del edificio está recubierta por una capa de cobre, para preservar los sofisticados equipos electrónicos de ataques de pulso electromagnético, (EMP por sus siglas en inglés).

Cuando las condiciones de seguridad así lo determinen, el búnker se puede cerrar de forma hermética desde el interior, siendo capaz de resistir agresiones externas sin detener su misión. Tiene capacidad para albergar hasta 600 personas, entre civiles y militares, y puede ser autosuficiente durante un tiempo superior a ocho días sin necesidad de recibir apoyo exterior.

Distribución

Nivel 1: denominada Planta de Vida, donde se efectúan los controles de acceso por el personal militar que custodia el complejo. Incluye dispositivos de defensa Nuclear, Radiológico, Biológico y Químico, (NRBQ). Cuenta además con cocinas, comedores, despensas y otras estancias menores.

Nivel 2: se ubican los equipos técnicos y los servidores que soportan la actividad del centro, montados sobre apoyos que permiten amortiguar los efectos de las vibraciones o sacudidas ocasionadas por ataques, especialmente aéreos (shock absorbers).

Nivel 3: en esta planta se encuentra toda la estructura y el personal operativo, tanto el asignado a la OTAN como a la Defensa Aérea española.

Nivel 4: en la parte más profunda del complejo van alojados los medios técnicos que permiten el funcionamiento autónomo del mismo. Desde los sistemas de refrigeración, contraincendios, filtrado de aire, generación de electricidad, hasta los depósitos de agua y combustible.

Cazas Eurofighter Typhoon de fabricación europea. Ejército del Aire español.


La bomba antibúnker GBU-28

Es una bomba guiada por láser, con una longitud total de 5,8 metros y de 4.650 libras de peso, equivalente a 2.109 kilogramos. Operada por el Ejército del Aire de EEUU fue desarrollada en 1991 para la Operación Tormenta del Desierto, con la finalidad de destruir los centros de mando del ejército iraquí, ubicados en búnkeres enterrados a profundidades variables.

Con sus 763 kilogramos de explosivo de alto poder destructivo, puede alcanzar un blanco situado a más de 30 metros de profundidad, con una capacidad de penetración superior a los seis metros de grosor en estructuras de hormigón reforzado.

La bomba antibúnker GBU-28
La bomba antibúnker GBU-28
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (32)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.