www.survivaldigital.com
Muere un cazador profesional en Zimbabue aplastado por un elefante
Ampliar

Muere un cazador profesional en Zimbabue aplastado por un elefante

La partida de caza guiada por el fallecido se encontraba sin saberlo, cerca de una manada de elefantes cuando fue atacada por las hembras que protegían a sus crías.

22/MAY/2017

El pasado viernes, día 19 de mayo, la expedición organizada por el guía sudafricano Theunis Botha se encontraba en una reserva de animales en las inmediaciones del Parque Nacional de Hwange, en Zimbabue. Sin percatarse, el grupo se había acercado de forma peligrosa a una pequeña familia de elefantes.

Al creerse amenazadas, las hembras que protegían a sus crías reaccionaron de forma violenta y, al menos dos de ellas, embistieron contra los cazadores. Botha abrió fuego contra uno de los elefantes, pero no pudo evitar que otro le atacase por el costado. El animal le levantó y zarandeó con su trompa, hasta que uno de los tiradores disparó sobre el elefante, desplomándose sobre Bhota y causándole la muerte.

Botha, de 51 años, estaba casado y tenía cinco hijos. Era propietario de la empresa de safaris Game Hounds: una de las más elitistas, por la que sus clientes llegaban a pagar hasta 15.000 euros por abatir la pieza deseada. Dentro del círculo profesional de cazadores estaba valorado como una figura de relevancia mundial y de reconocida experiencia.

Introdujo en el sur de África la caza mayor por la modalidad de montería y era considerado el mayor especialista en esta práctica. Se valía de perros de raza sabueso adiestrados por él mismo, con los que había perfeccionado la técnica de caza de grandes mamíferos carnívoros como el león y el leopardo.

Cazador devorado por cocodrilos

Botha es el segundo cazador profesional sudafricano que muere en Zimbabue en menos de dos meses. El pasado 21 de abril, una prueba de ADN confirmaba que los restos hallados en dos cocodrilos pertenecían a Scott van Zyl.

Van Zyl, de 44 años, era dueño de la empresa de caza deportiva SS Pro Safaris. Desde el 7 de abril anterior permanecía desaparecido. Ese día había salido de cacería acompañado de un guía y dos de sus perros adiestrados para la actividad cinegética. Al llegar a las inmediaciones del río Limpopo los dos cazadores tomaron direcciones distintas. Cuando regresó el guía al lugar en el que ambos se alojaban informó de la desaparición de su acompañante.

En los días posteriores se organizó una operación de búsqueda con medios aéreos y terrestres, en el que participaron servicios de emergencia, otros cazadores profesionales y voluntarios de colectivos conservacionistas.

Uno de los dispositivos de rescate encontró la mochila abandonada de van Zyl en la orilla del Limpopo, sospechando de inmediato un trágico suceso. Los malos presagios se confirmaron cuando fueron avistados dos cocodrilos en la zona.

Con la autorización de la policía se decidió dar muerte a los reptiles. En su interior aparecieron restos humanos, que tras ser analizados y sometidos a pruebas genéticas confirmaron su identidad.

Scott van Zyl y un cliente de su empresa de safaris posan con la pieza cobrada.

La muerte de personas a manos de cocodrilos es relativamente frecuente en este territorio del Limpopo, que ejerce de línea de separación entre Sudáfrica, Botsuana y Zimbabue durante más de 600 kilómetros.

Gran parte de las víctimas son jóvenes, atacados cuando se encuentran pescando en las orillas o nadando en los ríos. Las crecidas de los cursos de agua o las zonas inundables son aprovechadas por los cocodrilos para ampliar sus áreas de caza, generando un riesgo añadido que pone en peligro a las poblaciones locales.

Cerca de cumplirse un año de la muerte de un turista en el Parque Nacional de Hwange

El año pasado un turista fotográfico, Stephen Coetzee se acercó de forma negligente a una familia de elefantes en busca de la mejor toma, cuando fue embestido y pisoteado hasta la muerte por una hembra del grupo.

Muere un cazador profesional en Zimbabue aplastado por un elefante
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (5)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.